Lavado de manos

Buenos días.

Lo se, no quería hablar del tema tan pronto, pero no he podido evitarlo.

Habitualmente suelo incidir mucho en la importancia del lavado de manos a la hora de realizar las tareas propias de mi profesión y quiero por ese motivo extenderme hoy en esta entrada del blog.
Es bastante habitual, por desgracia, observar a ciertos profesionales sanitarios utilizando los mismos guantes con varios pacientes, o pasearse con el fonendoscopio por las plantas del hospital en un acto más de pomposidad clasista que de otra cosa . Si tienes suerte y eres el primero del pasillo, pues ni tan mal, pero como seas el de la última habitación……

Cuando hablamos en los cursos del cuidado de las heridas, hacemos referencia a la higiene de las manos y la importancia de la misma aunque, no solo para el cuidado de las heridas, sino que en todos los ámbitos es fundamental un lavado higiénico de manos para evitar infecciones.

Ni que decir tiene que aquellos que, al igual que nosotros, manipulan elementos susceptibles de producir infecciones, deberían extremar las medidas higiénicas.
Me estoy refiriendo a profesionales de la hostelería, de la panadería, de las fruterías, carnicerías y un largo etcétera, manipuladores habituales de alimentos y dinero.

Realmente el lavado de manos es un ejercicio que requiere de una tecnología bastante cara e inaccesible: agua y una pastilla de jabón, o en su defecto, cualquiera de las modalidades existentes en los centros comerciales y tiendas al uso. Con los problemas que nos acechan en relación al agua, entiendo muy bien la falta de higiene de muchos.

Se trata, ahora hablando en serio, de conseguir que mediante una sencilla técnica, se elimine cualquier atisbo de suciedad, pero no queda ahí la cosa.

Desde un punto de vista más cultural y social, el lavado de manos es asimismo un ritual de purificación y de orden , un acto de performatividad ritual que acompaña a situaciones observadas, enseñadas y aprendidas en las que lo sucio sería todo lo rechazado por el conjunto o la taxonomía de lo ordenado. Un acto que ha llegado hasta nuestros días desde la tiempos pretéritos incluso en forma de metáfora religiosa, cuando Pilatos se lavaba las manos, sabedor de su falta por omisión.

En relación a este apasionante tema, he encontrado unos enlaces bastante interesantes. Por lo menos, conseguirán hacernos pensar un poco y quizá así consigamos comenzar a exigir a estos profesionales, que de una vez por todas, lo sean.

 

Teclados de los ordenadores tienen más bacterias que el asiento de un váter (hoymujer.com)

103 personas se infectan por utilizar un mismo ordenador (el país)

El verdadero virus informático (público)

Lavarse las manos reduciría al 50% las muertes de menores de cinco años que se producen por diarrea (laopinion.es)

Hamburguesas bajo sospecha (interviu.es)

Aunque aún queda un margen de esperanza
Un saludo
Anuncios

2 Respuestas a “Lavado de manos

  1. muy interesante alguno de los artículos. Sorprende saber la porquería que hay en los teclados.

    Gracias.

  2. Muy interesante, pero ¿cómo podemos desinfectar el teclado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s